Employer Branding

Potencia la imagen de tu empresa como marca empleadora y conviértela en el lugar de trabajo ideal para aspirantes y empleados.

Las empresas, especialmente los departamentos de recursos humanos, siempre quieren contratar a los mejores, captar el talento y reclutar al personal más cualificado.

Esta búsqueda del mejor personal ha sido siempre un proceso laborioso que requiere horas de trabajo y una inversión económica. Sin embargo, con la digitalización han cambiado muchos procesos empresariales, y la captación de personal ha sido uno de ellos.

Las nuevas tecnologías aportan nuevos canales de difusión de contenidos y diálogo entre el equipo de recursos humanos y los potenciales trabajadores.  Las redes sociales, blogs y la comunicación corporativa son algunas de las nuevas aportaciones de la era digital.

¿Te gustaría…

…que fueran los potenciales trabajadores los que acudiesen a tu empresa deseando trabajar en ella, en vez de ser tú quien tenga que salir a buscarlos?

…transmitir la imagen adecuada y consolidar la empresa en la mente del aspirante como una de las punteras del sector?

…que los solicitantes de empleo deseen trabajar para tu empresa porque consideran que es la mejor?

Todo esto es posible gracias al employer branding.

ÍNDICE

1. ¿Qué es el employer branding?

2. Ejemplos de employer branding

2.1. Employer branding para Kiabi

2.2. Employer branding para Inditex

3. Características del employer branding

3.1. Aportar valor añadido

3.2. Salario emocional

3.3. Predicar con el ejemplo

3.4. Uso de las redes sociales

4. ¿Cómo se hace el employer branding?

5. Beneficios del employer branding

¿Qué es el employer branding?

El employer branding es la imagen que transmite una empresa como marca empleadora o lugar de trabajo. Puede aplicarse tanto hacia los futuros trabajadores como a los empleados actuales de la compañía, por lo que su objetivo es la captación y la retención del talento.

Se trata de una herramienta eficaz de marketing y comunicación corporativa que los departamentos de recursos humanos deben saber utilizar.

En un término inglés cuya traducción al castellano podría ser marca empleadora, imagen empleadora, gestión de la marca del empleador o branding del empleador.

Para reclutar el mejor talento hemos de transmitir que somos la mejor marca. Solo así nos aseguraremos de que los mejores acuden a nuestra empresa.

La percepción, por tanto, es una herramienta importantísima, y las empresas deben utilizar y combinar todos los métodos posibles para posicionarse como referentes en el mercado, en la mente de los solicitantes de empleo y en la de los propios trabajadores.

La innovación es una de las mejores maneras de lograr este cometido.

Además, se trata de una técnica que puede aplicarse tanto en pymes, startups o grandes multinacionales sin distinción, adaptando las estrategias a las necesidades particulares de cada caso.

Ejemplos de employer branding

Employer branding para Kiabi

Kiabi utiliza la gamificación para llevar a cabo un potente employer branding y transmitir lo que ellos denominan la “happy culture”.

Su finalidad es transmitir los valores de la empresa desde el proceso de selección, hacer que sea una experiencia agradable para el aspirante y que desee repetir.

La herramienta consiste en un videojuego mediante el cual se puede analizar al usuario a la vez que se divierte, y así obtener datos de él para verificar su validez para el puesto.

Employer branding para Inditex

Inditex Challenge es una herramienta de preselección de candidatos donde se miden habilidades como y conocimientos sobre moda, atención al público o cultura general.

Este mecanismo busca transmitir los valores propios de la compañía a la vez que aporta una experiencia agradable al demandante de empleo.

Para ello recurre a mecanismos como concursos, role play y pruebas de agudeza visual, con la que entretiene a los usuarios a la vez que extrae datos de ellos.

¿Quieres ver cómo puedes usar el employer branding en tu empresa?

Saca el máximo rendimiento de tu equipo.

Características del employer branding

Dar una imagen positiva es la mejor forma de captar talento, lo que también se conoce como inbound recruiting. Con este método el flujo de candidatos es constante, ya que somos nosotros los que los atraemos, convencemos y generamos ganas que trabajar en nuestra empresa.

Pero no todo vale, y deben tenerse en cuenta algunos aspectos importantes.

Aportar valor añadido

Los aspirantes no solo buscan buen horario o buena remuneración, también buscan que los valores de la empresa estén alineados con los suyos propios.

Una buena manera de comunicarse con los futuros trabajadores es siendo transparentes y mostrando la realidad de la empresa, formas de trabajo y ambiente laboral.

Salario emocional

¿Qué beneficios aporta la empresa a los trabajadores? ¿Cómo es la conciliación de la vida familiar con el empleo? ¿Hay work-life balance?

Estas son cuestiones importantes que se hacen las personas sobre una empresa cuando buscan trabajo. Por eso, la empresa debe incluir estos aspectos en su employer branding a través del employee value proposition.

Predicar con el ejemplo

No se puede decir una cosa y luego hacer otra. De esta manera, los trabajadores de la empresa deben ser los primeros embajadores de la marca hacia el exterior, y ellos son quienes mejor transmiten la imagen real.

La fidelización, el engagement y el sentimiento de pertenencia a la comunidad juegan un papel trascendental en el marketing interno de la compañía.

Uso de las redes sociales

Facebook, Instagram o LinkedIn pueden ser nuestros grandes aliados en la estrategia de gestión de la imagen de la marca.

La interactividad facilita la comunicación y el acceso de los futuros empleados a la empresa, y esta debe tener entre sus prioridades una exquisita atención al público.

¿Cómo se hace el employer branding?

Al final, el objetivo es crear una identidad corporativa y transmitirla, para así mejorar la experiencia de contratación de quienes aspiran a trabajar en nuestra empresa. Hay que tener en cuenta cuál es el público objetivo o target al que nos queremos dirigir, para así aportar el valor específico a cada uno.

No busca lo mismo una persona de 20 años que otra de 40, por lo que la individualización es muy importante.

La digitalización es una realidad, y la apuesta por la tecnología y las técnicas novedosas por parte de las empresas es muy bien recibida por la sociedad. Así aparecen herramientas nuevas como:

  • Gamificación: empleo de técnicas de juego en actividades que no lo son.
  • Business games: simuladores de negocios para adquirir competencias empresariales en entornos seguros.
  • E-learning: plataformas de aprendizaje a través de la red.
  • Advergaming: transmisión de publicidad mediante juegos y aplicaciones.

Pero no solo puede emplearse estos elementos en el employer branding dentro de la empresa, una vez ya se ha conseguido el puesto de trabajo. También pueden aparecer en los procesos de selección a través del digital recruiting.

Las nuevas tecnologías exigen un diseño de la página web que sea sencillo, práctico y agradable para los usuarios, con su correspondiente pestaña de ofertas de empleo.

El acceso debe ser posible desde cualquier dispositivo, dando así facilidades a quienes accedan a consultar. Se trata del Mobile recruiting, consistente en apps de reclutamiento.

Es muy importante evitar formularios complejos y exceso de contenido que confunda al candidato, lo que puede hacer que abandone el proceso y se lleve una mala imagen de la compañía.

La claridad, sencillez, transparencia  y trato cercano y amable marcan la diferencia y dejan una muy buena impresión en los futuros trabajadores. Vivimos en un mundo rápido, donde las primeras sensaciones juegan un papel primordial.

¿Qué conseguimos con todo esto? Que el periodo de búsqueda de empleo, pruebas y entrevistas, que en principio está asociado a una etapa de nervios, se convierta en una experiencia positiva, dinámica y divertida para el aspirante.

Y lo más importante, que se queda con una imagen y valoración muy buenas de la empresa.

Tanto que en caso de no ser seleccionado para el puesto, volverá a intentarlo hasta conseguir entrar en la que podría ser su empresa ideal.

Es, en definitiva, fidelización del talento mediante relaciones entre la marca y el candidato.

Beneficios del employer branding

El empleo de las nuevas tecnologías para la captación del personal puede traer muchas ventajas a la empresa, por lo que los equipos de RR.HH. deben trabajar en el rol estratégico de las compañías.

  • Transmite una buena imagen: cuidar de la felicidad de los trabajadores y los aspirantes, preocuparse por satisfacer sus necesidades y atenderles correctamente son acciones que repercuten positivamente en la imagen de la marca.

 

  • Empleados más motivados: un trabajador que está a gusto en su puesto es un trabajador que está más implicado en los proyectos de la empresa.

 

  • Aumento de la productividad: o lo que es lo mismo, mayores beneficios económicos.

 

  • Reducción de costes: especialmente aquellos destinados al reclutamiento, ya que con el employer branding atraemos a los aspirantes.

 

  • Disminución de la rotación: si los trabajadores están satisfechos y felices con su puesto y la empresa, no la abandonarán, lo que permite que haya un grupo de trabajo compacto y fluido.

Los demandantes de empleo que tienen una experiencia de captación positiva se convierten en seguidores de la marca y prescriptores a través de las redes sociales. De este modo los candidatos pasan a ser también difusores y captadores de talento.

La reputación de la empresa saldrá beneficiada si colocamos al aspirante como centro de la estrategia de reclutamiento.

No dejes escapar los beneficios del employer branding

Recibe una propuesta gratuita y mejora tu empresa

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies