Blog

1 Comment
  • Igor

    Ofrecer una nueva metodología a veces confrontar toda una cultura, en la que lo lúdico y lo riguroso no han estado unidos (por cierto, felicidades por el título del blog). Sin embargo, emocionalmente hablando, en relación con el aprendizaje, las emociones implicadas en el juego, facilitan y nos predisponen a probar, y de ahí a crear. En mi opinión, lo que aprendemos y tiene sentido para nosotros, es aquello de lo que podemos formar parte, por lo que si la metodología, y quien está detrás nos incluye, el aprendizaje es nuestro. Desde lo que yo conozco, algo en lo que merece al pena hacer esfuerzos, es el rigor y hacer de los juegos educativos algo orgánico y relacional. Y eso no es fácil.

    21 noviembre, 2012 at 2:29 pm Responder
Post a Comment