Cómo trabajar competencias y habilidades del talento

11 de octubre de 2017
Gestionet

Hoy en día en nuestra sociedad existe una necesidad imperiosa de que las personas dejen de aprender solamente con contenidos. 

Esa era ha terminado, ya no sirve. Necesitamos una educación desde la cuna hasta la tumba que se guíe por otros parámetros.

Además de dar contenidos a las personas, necesitamos formarlas. Para ello hay que centrarse más en la parte del ser y eso nos lleva a pensar más en valores, competencias y habilidades.

Todo esto nos lleva inevitablemente a una pregunta:

¿Cómo formar al talento en la era digital?

Consiguiendo que las personas se enfrenten a situaciones reales en las que se pueda evaluar su desempeño y su toma de decisiones.

Para ello, un método eficiente y en el que no se corren los riesgos de experimentar en carne y hueso, es la simulación digital.

Hoy en día podemos hacer que una persona dirija una gran empresa, una Pyme, sea el alcalde de una isla, dirija una escudería de fórmula uno… el único límite es la imaginación.

Los simuladores de negocio sirven para evaluar al talento

Organizando un concurso entre el grupo, en el que las personas simulen e interactúen entre sí utilizando un caso práctico que se ajuste a conseguir el aprendizaje que deseamos.

De esta forma, generamos una situación de aprendizaje donde el individuo alcanza el éxito a través de su propio esfuerzo, dentro de una red específica de relaciones sociales. Cada persona toma un curso de acción diferente y el resultado se ve afectado por la combinación de selecciones tomadas colectivamente.

Las decisiones que toma un candidato tienen un efecto u otro en función no sólo de la máquina, sino de las decisiones de otros candidatos que interactúan al mismo tiempo. De esta forma, los candidatos actúan por las implicaciones o deducciones que obtienen de su participación activa, tomando un determinado rol dentro del simulador.

 

¿Cómo potenciar el employer branding ?

Muy sencillo utilizando plataformas digitales gamificadas como los simuladores empresariales.De esta manera, creamos una vinculación y cercanía con las personas participantes ofreciendo una herramienta innovadora, planteada de una forma amigable y con un diseño corporativo, personalizando los simuladores con el logo y los colores corporativos en cada caso.

Esto supone una exposición media a la marca de más de dos horas por semana, lo que en términos de marketing es algo muy interesante. La influencia inmediata de una determinada conducta siempre es más eficaz que las palabras.

Si quieres que te mostremos gratuitamente cómo organizar un concurso que cubra tus necesidades, escríbenos a: 

 ¿Quieres una propuesta 100% personalizada?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *