La criba curricular

10 de febrero de 2021
admin

Gestionet es una empresa especializada en hacer la criba curricular digital.
  • Comparte
  • Comparte
  • Comparte

Los solicitantes de empleo se presentan a muchas ofertas de manera rápida y sencilla a través de los portales de internet. Ante tal demanda de solicitudes, las empresas se ven obligadas a llevar a cabo una criba curricular para facilitar el proceso de selección y así poder dar con el candidato ideal.

La digitalización ha simplificado este proceso: es tan sólo un click.

El hecho de que sea un proceso rápido y sencillo supone que la bolsa de personas que optan al puesto de trabajo adquiera un tamaño que las empresas no están acostumbradas a manejar.

Las empresas, ante esta nueva tesitura, tienen que adaptarse. ¿Cómo pueden seleccionar a los mejores candidatos para las entrevistas de trabajo? La respuesta es sencilla: con una correcta criba curricular.

¿Qué es una criba curricular?

La criba curricular consiste en un un primer filtrado de currículums con el objetivo de reducir la cantidad de demandantes que continúan en el proceso de selección. El objetivo de esta criba es doble:

  • Disminuir el número de candidatos que pasan a las entrevistas personales, lo que implica una importante reducción de tiempo y coste que debería destinarse al departamento de recursos humanos.
  • Quedarse con aquellos solicitantes que muestran aptitudes adecuadas para ser los trabajadores ideales para el puesto de trabajo ofertado.

Se trata de un reto para las empresas que plantea muchas dudas. ¿Cómo pueden asegurarse de que lo que el demandante dice que sabe en su CV es capaz de hacerlo? ¿Cuál es el nivel de conocimientos teóricos y técnicos reales que tiene el aspirante? ¿Encaja el candidato con los valores de la empresa?

Estas cuestiones y más pueden resolverse mediante una criba curricular efectiva.

Para hacer la criba es necesario contar con un equipo de profesionales capacitados que sepan interpretar correctamente los datos para sacar el máximo beneficio. Como es el caso de Gestionet, que cuenta con más de 16 años de experiencia aportando soluciones tecnológicas a empresas y con un grupo de investigadores multidisciplinar que abarcan desde conocimientos psicológico-sociológicos hasta informáticos.

El reto va más allá de que una persona pueda inflar mucho o demasiado su CV, la cuestión es discernir si esa persona aún diciendo la verdad va a ser capaz de realizar las tareas necesarias en un futuro.

Pruebas digitales, la primera criba curricular

Gestionet es una empresa especializada en la criba curricular.
  • Comparte
  • Comparte
  • Comparte

La tecnología está por completo instaurada en la sociedad. Del mismo modo que muchos trabajos han experimentado una digitalización en sus procesos, lo mismo sucede con la búsqueda de empleo.

Las plataformas digitales son cada vez más abundantes, y la facilidad de acceso a las candidaturas es cada vez mayor.

De hecho, cada vez es más habitual que la gente utilice sus dispositivos móviles para hacer una búsqueda activa de empleo.

Lo que es una facilidad para los aspirantes puede ser una dificultad para las empresas.

Un simple click puede ser un quebradero de cabeza para los departamentos de recursos humanos en los procesos de búsqueda de trabajadores. Una mala elección puede excluir el talento de esta selección y, en el peor de los casos, seleccionar a una persona que carezca de las competencias deseadas.

La solución para las empresas está en realizar correctamente un e recruiting, técnicas de selección y contratación de personal basadas en medios digitales, también conocido como digital recruitment.

En ocasiones, las empresas tienen que realizar inversiones para digitalizar los departamentos de recursos humanos. Sin duda, esta es una gran decisión, ya que el ROI está más que asegurado.

En la actualidad es común que el primer filtro se realice con pruebas mediadas por ordenador en las que se miden las competencias y el saber hacer de los postulantes.

Un ejemplo de este tipo de pruebas pueden ser los simuladores empresariales, donde se pueden analizar las competencias y habilidades directivas de los candidatos, midiendo, por ejemplo, los tiempos de respuesta o la toma de decisiones.

¿Por qué es necesario hacer una criba curricular digital?

Si el reto surge del formato digital, a lo mejor a solución también viene de ahí. No cabe duda de que la selección final del candidato es una elección única que atiende a las necesidades que la empresa busca satisfacer.

Según los recursos de los que disponga, podrá subcontratar o no la elección de los postulantes que realicen la entrevista final. Gracias a las pruebas digitales, es posible preseleccionar de manera fácil y sencilla las personas adecuadas que pueden ser aptas para la entrevista personal.

Muchos de los CV que se reciben son muy parecidos y es necesario identificar las competencias de cada postulante. Algunos de ellos no aportan gran información, como por ejemplo los de personas jóvenes con estudios superiores recién finalizados o sin finalizar y que todavía carecen de experiencia pero que disponen de un gran talento.

Muchas veces las empresas descartan estos currículums a simple vista, en base a la formación o la experiencia previa que se demanda en los requisitos mínimos, sin tener en cuenta otros parámetros importantes.

Precisamente son estos rasgos los que pretende detectar la criba curricular digital.

¿Qué se puede medir en una criba curricular?

Además de lo expuesto en el currículum vitae por el postulante, la empresa, con los datos obtenidos a través de una criba curricular digital, obtiene una serie de datos objetivos sobre el aspirante de empleo:

  • Si es una persona con iniciativa.
  • Si es más eficiente que eficaz.
  • Si el nivel de inglés real que posee se corresponde con el que muestra en su currículum.
  • Si está realmente capacitado para las labores propias del puesto de trabajo en cuestión.

Criba curricular
  • Comparte
  • Comparte
  • Comparte

Conocer mejor a los candidatos, ver sus dotes de comunicación, su manejo en situaciones de estrés, su sistema de valores, su escala de prioridades, sus expectativas salariales… Cualidades que pueden ser determinantes para conseguir el puesto de trabajo.

Solicitar una carta de presentación o una carta de motivación puede ser una técnica eficaz para conocer un poco mejor a los futuros trabajadores.

De ese modo, las empresas pueden ver cómo se definen a ellos mismos, cómo se venden hacia el exterior, qué motivos tienen para trabajar, qué visión tienen de la empresa y otros asuntos que no pueden detectarse en un simple currículum.

Puede ser que el postulante no tenga un título oficial acerca de un idioma determinado y, sin embargo, sea capaz de llevar una conversación perfectamente. Lo mismo sucede a la inversa, que el aspirante acredite certificación oficial, pero realmente no esté capacitado para el puesto.

Otro ejemplo pueden ser las llamadas telefónicas. Al responder una llamada se puede determinar si una persona dispone de un alto grado de capacidad de escucha y de comunicación. Algo que es muy difícil de identificar en una primera preselección mediante un CV, por lo que se hace más necesaria la criba digital.

¿Y si encima esta criba es digital, mediante experiencias gamificadas?

Entonces, además de que la empresa obtiene valiosos datos, el candidato disfruta del proceso de selección, haciendo que una etapa que a priori está asociada a nervios se convierta en una labor entretenida.

Así, la empresa logra mejorar su imagen como marca empleadora, ocupando en primer lugar en la mente de los aspirantes. Es decir, fomenta su employer branding.

¿Cómo se hace una criba curricular digital?

Una criba curricular digital consiste en pruebas mediadas por ordenador de una duración corta (de no más de cinco minutos cada una).

El postulante puede acceder a ellas desde cualquier dispositivo y cualquier lugar, lo que le resulta más cómodo. De esta forma, no es necesario que tenga que desplazarse hasta la empresa hasta que no pase a las fases finales del proceso de selección de personal.

Estas pruebas digitales determinan si los demandantes de empleo cumplen o no los requisitos mínimos que tendrán que aportar en su futuro trabajo; y en el caso de que las cumplan, en qué grado.

Estos resultados ayudan a preseleccionar un gran número de aspirantes. Estas pruebas no se realizan de manera aislada. los resultados están siempre acompañados del CV del solicitante que está buscando empleo.

Beneficios de la criba curricular

Los medios digitales aportan numerosas ventajas a los departamentos de recursos humanos a la hora de gestionar candidatos para las ofertas laborales.

Encontrar al trabajador ideal para un puesto de trabajo es hoy en día una tarea mucho más sencilla que cuando se hacía con los métodos tradicionales, consistentes en tener que ver, analizar e interpretar todos los currículums y realizar numerosas entrevistas personales.

Los beneficios de la criba curricular son:

Reduce el tiempo de búsqueda de candidatos

La empresa ya no tiene que invertir tanto tiempo en filtrar los currículums y realizar numerosas entrevistas a candidatos que no encajan en el perfil. De esta manera, se puede realizar una preselección efectiva, donde aquellos que superen la criba realmente reúnan los requisitos necesarios para el puesto.

Elevada correlación final

Los resultados de las pruebas mediadas por ordenador se correlacionan correctamente con lo que la empresa ve en una entrevista final cara a cara con el postulante. Por eso, cada vez más empresas apuestan por las cribas curriculares digitales, lo que les permite acercarse más al candidato ideal para la compañía.

Alto grado de predicción

Al medir las competencias del aspirante y enfrentarle a problemas que tendrá que solucionar en su futuro empleo, se dispone de un alto grado de predicción que permite a las empresas tomar mejor las decisiones.

Amplía en número de datos candidatos

La criba curricular digital, al requerir solo de una conexión a internet, permite poder abarcar a mucha más gente y con perfiles variados, por lo que las posibilidades de dar con el candidato ideal son mucho mayores.

Para obtener más información de los candidatos, muchas veces se puede hacer el primer proceso de preselección con un perfil de redes sociales. De este modo, la empresa puede conocer mejor los gustos y aficiones del futuro posible trabajador.

Reduce los gastos del proceso de contratación

Realizar este primer proceso de preselección y filtrado mediante plataformas digitales permite que los gastos del departamento de recursos humanos sean menores.  Así no tendrán que invertir tanto tiempo y personal en realizar tantas entrevistas.

Aumenta los beneficios de la empresa

La reducción de gastos y la elección del candidato ideal conlleva un aumento de la eficiencia y la productividad. Esto implica mayores beneficios económicos para la compañía.

En resumidas cuentas, las pruebas digitales dan una solución al problema cuantitativo y cualitativo mencionado:

  • Ayuda a filtrar las personas más adecuadas de las no aconsejadas para el puesto de trabajo en un tiempo muy breve.
  • Permite medir el grado de capacidad de una persona para realizar una tarea, dando así otro sentido a lo expuesto en el CV.

Pruebas que se basan en el “big data” generado a lo largo de todo el proceso de selección, en el conocimiento y la experticia de las personas que las crean y llevan a cabo, en la metodología de las mismas y en el contraste científico con pruebas clásicas.

La diferencia radica en que el tiempo en realizar las pruebas digitales es menor y la experiencia del postulante es mejor.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *