Por qué usar la gamificación en la empresa

3 de enero de 2021
Gestionet

Empleados

¿Qué es la gamificación?

 

La palabra gamificación procede del término inglés gamificación y se usa para designar el empleo de mecánicas propias de juegos en otros procesos no lúdicos para así lograr de forma más rápida y eficaz los objetivos propuestos.

Su uso está cada vez más extendido en las empresas, ya que consigue que algo que a priori puede ser aburrido o difícil deje de serlo. No obstante, hoy en día las dinámicas de gamificación deberían estar en todas.

Tal y como afirma el diario español El País en un artículo sobre la gamificación, es la llave de una mayor productividad y un aprendizaje más profundo.

¿No te gusta que tus empleados se aburran leyendo un extenso manual de cientos de páginas?

Motiva a tu equipo con dinamicas de gamificación 

La gamificación es capaz de mejorar grandes departamentos, como son la comunicación, los recursos humanos y el marketing. Y, por supuesto, también sirve para mejorar el rendimiento de los alumnos, potenciando su aprendizaje a través de técnicas que emulen el juego.

Además, sirve para el desarrollo de habilidades y competencias empresariales como la visión estratégica, la toma de decisiones y el trabajo en equipo, con herramientas como los simuladores de negocios

Y lo más importante, mejora el trato hacia los usuarios, que se divierten y se sienten atraídos por la experiencia positiva que traslada la mecánica.

¿Cómo aplicar la gamificación en una empresa?

Las posibilidades de implementar la gamificación en la empresa son diversas. Lo importante es establecer qué objetivos empresariales quieres alcanzar, son de carácter interno o a nivel externo. Quieres conseguir comunicar o aumentar las ventas? Aquí dejamos algunos de las estrategias más comunes del uso de la gamificación en en la empresa.

Conseguir que los empleados estén contentos, implicados y motivados con u trabajo es uno de los objetivos prioritarios de la empresa y del equipo de recursos humanos. Las dinámicas de juego despiertan cinco puntos clave de gran valor:

  • Motivación: un trabajador motivado es un trabajador más eficiente.
  • Cambio de actitudes y comportamientos: transforma la apatía en compromiso.
  • Esfuerzo: afán por superar adversidades y procesos complicados.
  • Concentración: ayuda a captar la atención y retener conocimientos.
  • Superación personal: inculca la inquietud de mejorar día a día.

¿Qué puedes conseguir con la gamificación?

  • Aumentar la motivación e implicación de tus empleados o usuarios finales, obteniendo mejores resultados.
  • Hacer que se identifiquen con los valores de la empresa y se integren dentro de la comunidad.
  • Recoger más datos sobre los candidatos en procesos de contratación y elegir al trabajador ideal.
  • Y…¡mucho más!

Ejemplos de uso de la gamificación en empresas

Gamificación para Giorgio Armani

Desarrollo de eLearning, una app para la marca de ropa, con  la que se busca ampliar la formación de los trabajadores. Los objetivos son conocer la marca, saber combinar adecuadamente las prendas y calcular el precio justo de los productos. Todo esto se consigue a través de la gamificación. Los trabajadores pueden retarse entre ellos, lo cual aumenta la motivación y la comunidad, y el administrador obtiene valiosos datos para mejorar los equipos de trabajo.

Formación gamificada

Gamificación para Unilever

Unilever Learning es una aplicación de formación a través de la gamificación donde se busca que los empleados pongan en práctica todo lo aprendido y asienten conocimientos. Existe tanto contenido teórico como práctico, así como un modo de duelos y desafíos y la posibilidad de personalizar el avatar. De nuevo la empresa logra la formación e implicación de sus trabajadores, a la vez que obtiene informes detallados sobre cada uno de ellos, lo que facilita la toma de decisiones para mejorar la eficiencia del grupo.

Plataforma de comunicación gamificada

Herramientas de la gamificación

Ya sabemos que los elementos y experiencias propios de juegos son los ingredientes principales de la gamificación. Estos elementos, los cuales puedes encontrar en todo el catálogo de proyectos y productos de Gestionet, son las herramientas que emplea la gamificación para lograr sus objetivos, tanto entre estudiantes como trabajadores:

Fases de la gamificación

1. Duración de la experiencia

El tiempo es uno de los elementos más característicos de los juegos y videojuegos. Sirve para establecer puntuación en función del resultado de la tarea o misión, para poner a prueba a los usuarios y para fomentar la competitividad, la organización y el trabajo bajo presión mientras se hace algo divertido.  Tiene que ser un tiempo que permita a los usuarios considerar la acción como interesante.

2. Etapas y fases en los proyectos

Se establecen niveles que están directamente asociados al sistema de puntuación. Ayudan a configurar el estatus del trabajador respecto al objetivo. Lo importante es que crea una sensación de progreso y avance a la vez que permite visualizar la experiencia de una forma global.

3. Uso del Big Data

Es muy importante extraer datos de los usuarios que luego pueden aplicarse para mejorar la empresa e incrementar el rendimiento. Por ejemplo, es habitual crear juegos interactivos para los meses de julio y agosto, ya que se ha demostrado que las empresas obtienen mejores resultados si motivan a sus trabajadores. Una manera práctica de obtener esa información es mediante un sistema de puntuaciones, que sirve para configurar una clasificación o establecer dificultades. Se trata de un sistema excelente también para ámbito de la educación.

4. Puntuación como medición

La puntuación sirve para medir y extraer análisis de los jugadores, y también para fomentar la participación, el afán de superación, la motivación y la competitividad. Para eso se emplean recursos como:

Logros/Insignias

Son una versión más concreta de los puntos. Están representados visualmente y ayudan a reforzar la motivación de los usuarios e identificar objetivos secundarios que pueden servir para alcanzar mayor puntuación total.

Clasificaciones/Rankings

Representación del acumulado de puntos de los trabajadores. Al ser pública puede generar sentimiento de pertenencia o comunidad.

Desafíos/Misiones

Objetivos específicos que se buscan con la herramienta gamificada. Completar correctamente los desafíos hace que se avance hacia ellos.

Recompensas

Un premio atractivo incrementa la motivación. Este puede ser interno o externo, como una bonificación económica.

Tipos de gamificación

Gamificación en marketing

La publicidad, la comunicación y el marketing son grandes áreas que pueden emplear la gamificación para lograr sus fines, gracias a las nuevas tecnologías.  Ya se ha visto que generan engagement, pero también hacen branding y employer branding: refuerzan la imagen de la marca. Son típicas aquí las acciones básicas del marketing 2.0 a través de redes sociales, con concursos y promociones virtuales. La fidelización es otra finalidad que se persigue con acciones de este tipo, por lo que puede entenderse la gamificación como estrategia de marketing interno. En definitiva, algo nuevo, una experiencia positiva basada en las nuevas técnicas que existen hoy en día en el siglo XXI.

Gamificación en el aula

Consiste en utilizar juegos con una finalidad educativa, y sirven sobre todo para los niños más pequeños. Su uso puede ser adecuado tanto para el aprendizaje como para inculcar valores o patrones de comportamiento. Sin embargo, muchas veces parece que nos cuesta vincular al juego con algo educativo. ¿No sabes cómo motivar a tu alumnado y mejorar el clima en el aula? La gamificación en la educación se emplea como una herramienta de enseñanza que permite jugar y aprender Las clases de siempre están bien y son eficaces, pero cada vez hay más artículos científicos y evidencias que hablan de cómo puede mejorarse el proceso de enseñanza de nuestros alumnos y potenciar el aprendizaje a través del juego. Este hecho de emplear mecánicas gamificadas en procesos de formación o aprendizaje recibe el nombre de serious games. Se trata del empleo del juego educativo como herramienta de aprendizaje basado en el entretenimiento.

Gamificación para recursos humanos

Gestionar los recursos humanos de una empresa no es tarea fácil. Las rutinas del trabajo implican en ocasiones una disminución de la productividad, y esto en el mundo empresarial se traduce en pérdidas económicas. Por eso, parece muy interesante instaurar nuevas dinámicas que ayuden a los departamentos a alcanzar su objetivo final. No basta con analizar este hecho sólo en términos económicos, hay que ampliar el foco y descubrir que la motivación y la estimulación laboral pueden ser unos buenos aliados para la compañía a la hora de lograr la implicación de su personal. Ahí es donde entra en juego y permite sacar durante un proceso de selección lo mejor de los entrevistados y así realizar una correcta criba curricular. Además, una vez que ya se han seleccionado quiénes van a ser los nuevos empleados de la compañía, la gamificación puede aparecer de nuevo en los procesos de onboarding.

¿Dónde puede emplearse la gamificación en RRHH?

 

1. Procesos de reclutamiento y selección de personal

2. Formación o capacitación de empleados. Gracias a plataformas e learning.

3. Creación de ideas. Nuevos métodos como el design thinking.

 

“En definitiva, la gamificación se usa para la captación y gestión del talento, así como para detectar las áreas de mejora de cada empleado”.

dinámicas gamificadas en rrhh

 

Beneficios de la gamificación

¿Cómo es posible captar el talento? ¿Qué hacer para reclutar a los mejores? Mediante ella es posible extraer los valores y aptitudes que tiene un usuario (gracias al empleo de killer questions), lo que aumenta las posibilidades de la empresa de encontrar al trabajador ideal para un puesto determinado. Pero hay más ventajas de su uso tanto para los procesos de selección como para cuando ya se están en el puesto de trabajo:

  • Provoca engagement: el usuario se implica con el proyecto y la empresa a través del juego.
  • Aumenta la motivación: al estar entretenido mejora su rendimiento y sus ganas de trabajar.
  • Crea comunidad: la interacción con otros miembros del equipo facilita la socialización.
  • Facilita el aprendizaje: se adquieren conocimientos de forma más rápida.
  • Feedback constante: hay interactividad e intercambio entre usuario y empresa, por lo que el usuario puede aprender de sus errores y corregirlos.
  • Aporta métricas: la herramienta arroja valiosos datos que se emplean para mejorar la productividad.

Todo esto se consigue a través de distintos métodos gamificables en función de los objetivos que se persigan.

 ¿Quieres una propuesta 100% personalizada?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *